LIEBE DEINE ZEITLOVETHEMOMENTLOVETHEMOMENTSAVOURELINSTANTLOVETHEMOMENTVIVIOGNIMOMENTOAMATUMOMENTOPOKOCHAJTWÓCZASJЦЕНИТЕ СВОЕВРЕМЯ

Servir y guarnecer las comidas

Una experiencia de sabores para todos los sentidos

Cautive a sus seres queridos en una comida familiar o a sus invitados en una cena festiva con platos presentados de forma artística. Nada es más apetitoso que una comida servida de forma atractiva sobre porcelana fina. Poniendo cariño en la decoración, la comida se convierte en una experiencia de sabores para todos los sentidos. En nuestro asesor, descubrirá cómo servir y guarnecer las comidas.

La elección del plato

No solo los gourmets saben que también se come con los ojos.
Con las ideas y los pasos adecuados transformará cualquier comida en una fiesta para la vista y el paladar.

Antes de ocuparse de cómo servir y guarnecer una comida, debe fijar su atención en la elección de la vajilla: la blanca clásica, con un estampado fino, colorida y luminosa u oscura y seductora:
combine el color de los platos y la comida para conseguir un efecto embriagador.

Un filete de salmón con un color rosa suave o un yogur blanco sobre un plato que tenga un tono oscuro, puede persuadir ya solo con el modo de presentarlo. La vajilla oscura es especialmente adecuada para crear un contraste con ingredientes claros. También puede usar varios platos de vario tonos para asegurarse unos toques de color estimulantes.

No importa si se trata de un cocinero famoso en la cocina de su restaurante o de uno aficionado entre las cuatro paredes de su cocina: los sibaritas saben que la porcelana blanca fina es la mejor elección para presentar la comida con estilo.

En un servicio de mesa neutro en colores claros, se apreciarán mejor sus creaciones artísticas. Además, la forma y la capacidad de la vajilla deben adaptarse a la comida que se va a servir: por ejemplo, se consigue un efecto magnífico sirviendo un pescado en un plato alargado o pasta en un plato hondo.

Decoración de los platos

Cualquier comida sabe mucho mejor si se dispone de forma atractiva. Una regla clásica de la gastronomía en relación con la decoración es que el borde del plato pertenece al invitado. Por eso, si se decoran los bordes, será mejor hacerlo con moderación. Con pocos pasos se consiguen efectos impactantes: las hierbas frescas o las flores comestibles esparcidas con gracia o un vinagre balsámico reducido distribuido con líneas definidas por todo el plato dejarán a sus comensales con ganas de repetir. Son ideales para guarnecer los platos las hortalizas talladas. También las patatas cortadas en rodajas y dispuestas en el plato por capas aportan a la comida un aspecto tentador. En el postre, un sutil reborde de azúcar glasé o cacao embelesará tanto a grandes como a pequeños.

Cómo servir sus platos para darles un aspecto bello

Lo fundamental a la hora de servir comidas es seguir esta máxima: menos es más. No sobrecargue los platos: busque la cantidad correcta de ingredientes para cada tamaño. De lo contrario, la comida que sirva no tendrá un aspecto tan bueno aunque la vajilla sea la adecuada. Piense de antemano cómo va a servir el plato: de forma clásica o poco convencional. Lo mejor es que coloque el componente principal de su plato en el centro.

 

Tradicionalmente, cada uno de los ingredientes tiene un lugar fijo en el plato: el ingrediente principal (una pieza de carne o pescado) del plato apunta en dirección al comensal. En la mitad superior izquierda del plato, se presenta una guarnición de patatas o arroz y en la parte superior derecha, las hortalizas.

En las cocinas y comedores, tienen cabida cada vez variantes más llamativas. Por ejemplo, pueden apilarse los ingredientes unos sobre otros para conseguir un resultado artístico. ¿Qué le parecería decorar una ensalada con finas tiras de carne?

TÉCNICAS, CONSEJOS Y TRUCOS

Para servir comidas deliciosas

Entrantes

Puede darles a los entrantes un aire totalmente nuevo con poco esfuerzo a la hora de presentarlos: si se sirven en vasitos o moldes pequeños en lugar de en platos, su aparición será triunfal.
En el vaso, pueden disponerse por capas
los diferentes ingredientes.

Carne y pescado

Para platos de carne y pescado de gran tamaño, como un ganso asado o una trucha entera, conseguirá un efecto más impactante si los presenta enteros y los corta directamente en la mesa. Los trozos de carne pequeños, como los filetes tiernos, parecerán más apetitosos si los dispone cortados a modo de abanico en el plato.

Sopas y cremas

Puede servir las cremas en tazas con pan crujiente o verduras en un platillo. Un toque de nata sobre la crema la hará un aspecto más apetecible.
También puede intentar mezclar dos tipos de cremas de dos colores distintos en un mismo plato.

Hortalizas

También la forma de disponer las hortalizas las hace parecer más apetecibles: Deje enteras las hortalizas pequeñas, como los tirabeques, zanahorias y alubias; las de mayor tamaño, como los pepinos o los puerros, puede cortarlas en tiras o en rodajas.

Para presentar las guarniciones como el arroz o el cuscús de una forma llamativa, puede usar moldes para emplatar. Encima, puede colocar el pescado o la carne a modo de adorno. Los espaguetis pueden enroscarse en forma de nido de manera rápida y sencilla.

Deberá tener cuidado con las salsas. En este caso, menos es más. Preferiblemente, sirva las salsas en una salsera para que cada comensal pueda echarse según su gusto. Para conseguir una buena impresión general, vierta un poco de salsa sobre el plato y coloque luego sobre esta la pieza asada.

Una ensalada resulta excelente si quiere crear un contraste: puede combinar, por ejemplo, hojas de rúcula frescas verdes con tomates cherri rojos.

El acento de color en el postre lo ponen las salsas de frutas y de chocolate. Tanto con helado de vainilla como con yogur, una salsa con frutas del bosque siempre llama la atención.

Guarnecer con estilo los platos

Los adornos dan el último toque a esa comida que ha preparado con tanto cariño, tanto si es una hoja de menta en un postre helado que comienza a derretirse o nueces recién picadas como cobertura. Con las guarniciones, puede aportar pequeños toques de color a sus platos o rellenar los pequeños espacios intermedios entre cada uno de sus componentes. Decore sus comidas siguiendo sus propias ideas y según sus gustos. La decoración que emplee debe ser comestible y su sabor debe maridar con resto de los componentes del plato. Para las cremas, son perfectos los picatostes o un toque de nata, y para un filete pueden bastar con unos aros de cebolla.

Conclusión

Servir y decorar la comida para lograr una experiencia de sabores para todos los sentidos

Incluso si ha invertido mucho tiempo y esfuerzo en preparar sus platos, una presentación con estilo de la comida puede mejorar la impresión final. Además del olor, la apariencia es lo primero que percibimos de un plato. Si un plato se sirve y decora de forma artística, la hora de la comida se convierte en una experiencia de sabores para todos los sentidos a la que sus invitados no se podrán resistir. A esto no solo contribuye la forma de presentar la comida, sino también en qué se presenta. Si elige la vajilla adecuada, puede llevar a la mesa la comida que ha preparado con tanto cariño de una forma espectacular.

Una guía Knigge breve para disponer los cubiertos

Descubra cómo disponer los cubiertos en la mesa de
forma elegante en nuestro asesor

Descubrir ahora

Nuestras colecciones

Desde clásicos elegantes hasta modernos y divertidos
Descubra todas las colecciones

Descubrir ahora