Timeline

Discretos contrastes.

Rectilíneo y conforme a la época: TimeLine es un concepto para paredes que llena los baños con un discreto encanto. Los colores blanco, crema, gris, crudo y antracita armonizan muy bien entre sí. De esta manera, puede, por ejemplo, resaltar habilidosamente las proporciones de una habitación utilizando tonos de color oscuros o más claros. Los azulejos con las rayas sencillas y las superficies mates se colocan en vertical u horizontal.