Máxima calidad durante toda una vida

Descubra las ventajas de nuestra cerámica

Los fregaderos están sometidos a un esfuerzo extraordinario, ya que el contacto con alimentos ácidos, utensilios de cocina afilados y ollas calientes forma parte de su rutina diaria. Tanto más decisiva es la calidad del material. Con un fregadero de cerámica de Villeroy & Boch, usted disfrutará de una experiencia de casi 270 años, técnicas de producción revolucionarias y materias primas 100 % naturales. Para un confort máximo con unos cuidados mínimos y una durabilidad incomparable.

Higiénico y aprobado para productos alimentarios

El material natural es de olor y de sabor neutros, por lo que resulta completamente apto para productos alimentarios.

A prueba de arañazos y cortes


La superficie de alta calidad es tan resistente que permite incluso utilizar cuchillos sin
dejar apenas huellas.

Resistencia al impacto


Gracias a la gran estabilidad del material, las ollas y sartenes pueden depositarse con energía sin problemas.

Notable resistencia al calor

Se pueden dejar incluso fuentes para el horno calientes
 sin que ello afecte en lo más mínimo a los fregaderos de cerámica de Villeroy & Boch.

Limpieza especialmente sencilla

Nuestra cerámica es muy fácil de limpiar. Gracias al acabado CeramicPlus, la suciedad y la cal prácticamente se limpian solas.

Increíble resistencia a los ácidos

Nuestra cerámica supera sin problemas el contacto con productos de limpieza y alimentos ácidos.

Todos los colores son inalterables a la luz

Todos nuestros colores cerámicos siguen tan bonitos como el primer día incluso tras una exposición larga e intensa a los rayos del sol.

Asombrosa resistencia a las manchas

Ni los alimentos ni las bebidas dejan huellas permanentes en la superficie de nuestros fregaderos de cerámica.


Descubra ahora nuestra amplia selección de fregaderos de cerámica de alta calidad en las más diversas variantes y convénzase personalmente.

Ir a los fregaderos de cerámica