Su lista de favoritos

En esta lista puede guardar productos interesantes y poder encontrarlos en todo momento fácilmente.

Haga clic en el símbolo de listas de favoritos

Asientos de inodoro de Villeroy & Boch

De alta calidad y cómodos.

Un asiento de inodoro para un confort extraordinario: SlimSeat Line de Villeroy & Boch. Este asiento de inodoro aúna diseño purista y sofisticación técnica. Las líneas diáfanas complementan la estética de la forma cuadrada. Asimismo, el material de gran calidad permite mantener una higiene óptima en el cuarto de baño. En definitiva, este asiento de inodoro es la solución perfecta para un cuarto de baño provisto de muchos elementos de diseño en combinación con una funcionalidad inteligente y una fácil instalación.


Para los asientos de inodoro de Villeroy & Boch se emplea el plástico de gran calidad Duroplast. Por otro lado, las bisagras de fijación se fabrican con acero inoxidable y están provistas de un bonita tapa. Los dos materiales —es decir, el plástico y el acero inoxidable— gozan de una gran durabilidad. La superficie lisa y resistente a la suciedad no solo permite limpiar el asiento de inodoro con facilidad; además, hace que este luzca con refinamiento. Asimismo, solo será necesario revisar el ajuste del asiento cuando el inodoro pertenezca a otra serie u otro fabricante; usted no tendrá que preocuparse de nada si el nuevo asiento de inodoro pertenece a la misma serie de Villeroy & Boch que el asiento anterior. El diseño cuadrado de la serie SlimSeat Line está concebido para lavabos cuadrados. Podrá determinar el tamaño del inodoro basándose en el ancho de su taza y la distancia del borde delantero del inodoro con respecto a los orificios de fijación: si estas medidas coinciden de una manera aproximada, significa que el asiento de inodoro se ajustará a la perfección en el baño. Además, resulta esencial tener en cuenta la distancia de las bisagras para que el montaje sea correcto.

Limpiar los asientos de inodoro SlimSeat Line de Villeroy & Boch resulta increíblemente fácil gracias a la tecnología QuickRelease,provista de una gran funcionalidad: en menos que canta un gallo podrá retirar el asiento del inodoro y volverlo a montar después de limpiarlo; así, podrá limpiar sin esfuerzo el borde del inodoro y aquellas zonas a las que resulta difícil llegar. Para limpiarlo, solo deben usarse soluciones jabonosas suaves o neutras; los productos de limpieza que contengan cloro o sean abrasivos o corrosivos pueden provocar daños o una capa fina de óxido. Después de limpiarlo, seque el asiento de inodoro y las bisagras utilizando un paño suave. Tanto el asiento como la tapa del inodoro no deben tocar productos de limpieza de inodoros, ya que las sustancias químicas agresivas provocan daños en el material; por este motivo, baje la tapa y el asiento del inodoro una vez que el producto de limpieza se haya aclarado por completo. Si el asiento entra en contacto con un producto de limpieza para inodoros, deberá aclararlo con agua limpia.

El asiento de inodoro SlimSeat Line de Villeroy & Boch complementa el inodoro a la perfección por su diseño ultraplano de tipo sándwich. El blanco puro del asiento se fusiona con la estética de un cuarto de baño moderno. Asimismo, tras su forma sofisticada se oculta con inteligencia una tecnología innovadora: el mecanismo original de montaje permite montarlo rápida y fácilmente desde arriba, lo que contribuye a disponer de la máxima eficiencia; así, el asiento de inodoro queda anclado con estabilidad después de instalarlo. Disfrute del máximo confort con un asiento de inodoro SlimSeat Line: el aro de asiento hará que nos sintamos cómodos mientras estamos sentados; asimismo, la tapa del inodoro puede cerrarse con suavidad y sin hacer ruido gracias a los topes con atenuación de ruido y SoftClosing, el sistema automático de descenso. El material se conserva en buen estado, y nadie podrá pillarse los dedos por accidente. Nunca presione con mucha fuerza una tapa de inodoro provista del sistema de descenso SoftClosing, ya que este podría resultar dañado. Los asientos de inodoro SlimSeat Line son resistentes a la rotura hasta un máximo de 240 kilogramos, lo que se encuentra considerablemente por encima de la norma, es decir, un máximo de 175 kilogramos. Villeroy & Boch es sinónimo de calidad. Los asientos de inodoro SlimSeat Line tienen diez años de garantía conforme a las condiciones de garantía.