LA NATURALEZA - LUGAR PARA EL ANHELO Y FUENTE DE ENERGÍA

Recreación de la naturaleza en el baño

El borboteo de una fuente de agua, el amanecer, el brillante color de una violeta: son muestras de la ausencia de límites en la percepción de la naturaleza, como un bastión de reposo que contrasta con la febril vida moderna. Para nosotros, lo "natural" se ha convertido en un valor, una promesa de salud, equilibrio y fuerza.

El agua recoge y atenúa el estrés

Hemos dedicado mucho tiempo a su búsqueda, y encontramos la respuesta al estrés diario en elementos muy dispares: una alimentación natural, deporte, yoga, pasear, la jardinería. La lista es larga. Su elemento más característico y fascinante es el placer inmediato y la sensación de liberación. Por eso no es de extrañar que la naturaleza también haya ganado en importancia en el lugar más seguro de descanso frente al estrés y las prisas, dentro del propio hogar.

El baño tiene aquí una importancia crucial, porque es el lugar donde se encuentra el agua que, más allá de la limpieza, vuelve a percibirse como un elemento natural. Refresca, reaviva el espíritu, relaja y aporta una regeneración duradera, ayudada en gran medida por productos de alta tecnología, como las bañeras de hidromasaje y los sistemas de ducha. Es en este entorno donde muchos consumidores también prefieren una "estética natural". Por ejemplo, la madera, que muestra su carácter propio en el tono y el veteado. O la cerámica de formas orgánicas, ligera, sinuosa o, muy al contrario: imitando la piedra natural. Los elegantes motivos decorativos con hojas crean asociaciones vitales con la suavidad de la naturaleza. Juntos, tienen un carácter integrador que se recoge en la cerámica en forma de ligero relieve. Así, el moderno diseño del baño y los tejidos más refinados son un sutil reflejo del carácter creador de la naturaleza. Un placer para todos los sentidos.